América es grande. Crítica de ‘Sin tregua’

Jake Gyllenhall y Michael Peña en 'Sin tregua'

Jake Gyllenhall y Michael Peña en ‘Sin tregua”

Con el mensaje de que América es grande por el medio, los policías siempre son buenos y los malos, o bien son afroamericanos o bien son hispanos llega ‘Sin tregua’ que se estrenó en España la pasada semana.

Viene a contarnos a modo casi de documental (rozando el estilo ‘21 días‘) la vida de dos policías patrulleros. La relación entre ellos, con los demás compañeros, con sus familias, con los delincuentes etc…

Todos hemos visto películas donde nuestro héroe o heroína favorito tiene que huir de la casi siempre injusta policía que le persigue sin saber que luchan por el mismo bando (o no). Esta vez, nos ponemos en la piel del otro bando, de esos pobres policías que siempre se quedan atrapados entre atascos porque no pueden seguir al fugitivo.En este caso, estos policías son dos patrulleros: Brian Taylor, interpretado por Jake Gyllenhaal (Brokeback Mountain, Donnie Darko) y Mike Zavala, interpretado por Michael Peña (Crash, Million Dollar Baby). Desde luego los dos actores juntos tienen química, da la sensación que tiene que dar, la de que son amigos de toda la vida o “hermanos” como afirma Jake Gyllenhaal en una escena.

La película comienza introduciéndonos a Brian Taylor, grabándose con su propia cámara, desde el principio sabemos que lo graba todo porque quiere hacer un documental sobre el trabajo de policía. Parte de la ventaja de que sus personajes son reales, les vemos sufrir y disfrutar como cualquier persona. No son héroes, son humanos con sus propias historias personales detrás.

La cinta tiene varios puntos flojos. Como por ejemplo, nos intentan contar las vidas personales de nuestros protagonistas en un esfuerzo de hacerlos más humanos. Todos los delincuentes son o bien afroamericanos o hispanos ¿Es que los buenos de los blancos estadounidenses no cometen delitos? Los mejicanos son ultracatólicos, los afroamericanos siempre están metidos en alguna banda y los irlandeses son todos unos borrachos. Se excede con los estereotipos.

Hacia el final es cuando te absorbe completamente, quieres saber como acaba la historia, pero por momentos no sabes si estás viendo una película o por el contrario, te has metido en un videojuego del tipo Grand Theft Auto.

En resumen, cumple que es una película de entretenimiento, pero aspira a mucho más y no lo consigue. Si os gustan las tramas policíacas y no os marean los movimientos rápidos de cámara os gustará.

Lo mejor: El ritmo
Lo peor: Los marcados estereotipos
Nota: 5’5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s