La historia americana según Tarantino. Crítica de ‘Django Desencadenado’

Una escena de la película 'Django desencadenado'

Una escena de la película ‘Django desencadenado’

‘Django desencadenado’, la nueva película de Tarantino que muchos han denominado como “la mejor de su carrera” y cuenta con actores de gran prestigio como Jamie Foxx (Ray, Collateral) Christoph Waltz (Malditos Bastardos, Un dios salvaje) Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, El protegido) o Leonardo DiCaprio (Shutter Island, Origen), nos traslada hasta el lejano oeste para contarnos la historia de dos cazarrecompensas.

Christoph Waltz interpreta al Doctor King Schultz, un cazarrecompensas que se hace pasar por dentista para acercarse a sus futuras víctimas. En su camino se topa con Django (Jamie Foxx), un esclavo negro que en un principio es usado por el Doctor para conseguir a unos bandidos, pero poco a poco y viendo la capacidad de Django, se convertirán en socios, uniéndose para capturar a todo tipo de delincuentes y para recuperar a la esposa de éste que está como esclava en la propiedad de Calvin Candy (Leonardo DiCaprio), uno de los hombres más ricos y que además es negrero.

La película en sí es una crítica y una caricatura de lo que era la sociedad en los tiempos del conocido como “salvaje oeste”. Una manera de trasladarnos las injusticias de la época a lo Tarantino, o lo que es lo mismo, elevándolo a la enésima potencia.

La cinta arranca de una manera trepidante, directamente con el encuentro entre los dos personajes protagonistas sin evitar por supuesto, la violencia y las dosis de humor necesarias. Quizás se estanque un poco en la presentación de los personajes. Nos muestra que Django puede disparar un arma una y otra vez, que el trabajo de los nuevos “compañeros” será matar delincuentes una y otra vez.

Su punto álgido ocurre cuando aparece Calvin Candy (Leonardo DiCaprio) en pantalla. El personaje del malvado y desequilibrado mental Candy junto con su mayordomo (Samuel L. Jackson) son de lo mejor de la película. La interpretación de Leonardo DiCaprio está entre lo mejor de su carrera. Eso, o es que no le hemos visto mucho hacer de “malo”.

El guion tiene mucho mérito ya que no está basado en ninguna novela, está escrito por el propio director y realmente es muy complicado al crear como reaccionaría la sociedad en aquella época por tratar a un esclavo negro como si fuera otro blanco más.

En resumen, es una película 100% Tarantino, tiene todo lo que se puede esperar de este director que poco a poco (si no lo ha hecho ya) se va creando su propio género en el mundo cinematográfico.

Lo mejor: Todos y cada uno de los personajes
Lo peor: La lentitud en la insistencia de la presentación de los personajes
Nota: 9/10

A continuación os dejo el tema principal de la banda sonora que no tiene ningún desperdicio:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s